El día de ayer Fundamental presentó su opinión al Tribunal Constitucional, en calidad de amicus curiae, respecto a cómo la causal de «conducta homosexual» del llamado divorcio culpable no cumple los estándares internacionales de derechos humanos a los que el Estado chileno se encuentra obligado.

La Ley de Matrimonio Civil dispone actualmente en su artículo 54 Nº 4º que la «conducta homosexual» de uno de los cónyuges habilita al otro a demandar el término del matrimonio por divorcio. Ello importa una discriminación arbitraria efectuada por el legislador, que distingue sin motivo razonable entre las personas hétero y homosexuales y que se manifiesta en las consecuencias que conlleva la disolución de un matrimonio por esta clase de divorcio.

En efecto, el divorcio culpable o divorcio sanción importa consecuencias gravosas para el cónyuge demandado, las que no sufriría si la demanda se presentase en virtud del mero paso del tiempo desde la separación de hecho de la pareja.

El amicus curiae se presentó en los autos rol 8851-20 del Tribunal Constitucional y puede ser descargado para su lectura aquí abajo.